La personalidad egocentrica

La personalidad egocéntrica. “Primero yo, segundo yo, tercero yo…”

La ambición, la vanidad y otros comportamientos individualistas están altamente asociados con el egocentrismo. El egocentrismo es un desorden de personalidad o de conducta cuyos rasgos y características te hace identificar a las personas que presentan ese tipo de comportamiento.
El egocéntrico levanta una barrera psicológica frente a otras personas y eso le impide tomar en cuenta los sentimientos e intereses de los demás.
Con mucha frecuencia este comportamiento se desarrolla en las etapas de la infancia. Los padres de estas personas les demostraron poco afecto y eso los hizo personas prepotentes, con fantasías de omnipotencia o aires de grandeza. Estos sentimientos son mecanismos de defensa que las personas con este tipo de personalidad desarrollan para no sufrir.
egoista

Cuales son las características de una persona egocéntrica?

Las personas egocéntricas tienen sentimientos como dije arriba de omnipotencia. Aparentan tener una gran seguridad en si mismas pero esta seguridad es algo artificial pues se forzan a creer que todo lo que ellos piensan es una realidad por ser ellos quien lo piensan.
La inflación de su autoestima es desmedida aparentemente pero detrás de esta personalidad que todos notan hay una autoestima muy débil que ellos tratan de exaltar para conseguir que los demás centren la atención en ellos.

Sus sentimientos de prepotencia los hace creer que solo sus problemas existen y que todos deben concentrarse en los problemas de ellos y que deben ser tratados como personas muy especiales. Esta es una distorsión de su realidad y rechazan a las personas que no les dan la importancia a sus asuntos como ellos quieren que les den.

La ambición de estas personas no es realista. Están constantemente obsesionados por fantasías de éxito, poder y buscan el amor ideal aunque para eso tenga que pisotear a otras personas. Ellos están primero, ellos segundo y tercero también. Se entristecen si a otros les suceden cosas buenas, tienen éxito financiero o les va bien en el amor. Les duele ver a otros felices y prefieren no comentar nada al respecto.

Tienen falta de empatía

Por naturaleza los egocéntricos son incapaces de reconocer y experimentar alegría por lo que otros sienten. Les es más fácil demostrar compasión que alegrarse por los triunfos de otros. No les gusta expresar afecto hacia los que los rodean pues temen sentirse inferior. Ellos buscan a toda costa ser admirados. No se comprometen con nadie y les cuesta mucho hacer favores. Tienen tendencias egocéntricas aun con sus hijos y familiares o amigos cercanos.

Reaccionan con rabia ante las críticas ofensivas

Aunque no lo manifiestan externamente, los egocéntricos guardan rencor y se ofenden fácilmente. Experimentan sentimientos de envidia en todos los aspectos, amoroso, de amistad, a nivel profesional, financiero u otros aspectos. Por eso les cuesta alegrarse por lo bueno que les sucede a los que están a su alrededor. Les duele que a otros les pasen cosas buenas pues eso los achica y su meta es sentirse grandiosos. Aunque necesitan mucho de otras personas, no piden ayuda porque se sienten menos al hacerlo.

Dificultad de relacionarse con otros

Un comportamiento egocéntrico se alimenta de enfocarse en sus proyectos, en su trabajo, en lo que les hace feliz para poder centralizar su atención y la de los demás en ellos. Son engreídos y pretenden tener privilegios especiales sobre las demás personas. En síntesis quieren que todos se interesen en lo de ellos pero ellos menosprecian los sentimientos de los demás.
Tienen comportamientos maquiavélicos, lo cual es una tendencia de ver a otros como el escenario de sus vidas y no como individuos. Utilizan a las otras personas para beneficio propio. Esta actitud es la que les genera sentimientos de envidia, muchas veces a nivel inconsciente pues solo les interesan las otras personas en la medida que le son útiles.

Tratan de controlar a los demás. Intentan forzar a otros a que les den apoyo incondicional pero ellos no lo ofrecen. Tambien son egocéntricos de lenguaje. Usan excesivamente el pronombre “yo” o “mi” o “mío”. Les cuesta demasiado escuchar historias sobre los acontecimientos de otras personas si no los envuelve a ellos.
Conforme envejecen, se tornan pesimistas y solitarios. Se llenan de un gran vacío personal y de una profunda tristeza. Muchos se llenan de rencor y se enojan con muchos familiares y amigos que nunca formaron parte de su mundo único del “yo” primero, segundo y tercero. La soledad es una de las características de las personas egocéntricas pues tienden a ser rechazados por las personas que antes tenían a su alrededor, como sus parejas, amistades u otros familiares.

About Sonia B.F. Arias CRJU/PSYCH-CSUB

Licenciada en Criminologia y Psicologia
Especialista en Violencia Domestica - Los Angeles County
Maestria en Curriculum
Credenciales de California USA
Profesora de Literatura e Historia.
Escritora
California State University of Bakersfield
USA
Antelope Valley CA.

Comments

  1. Excelente, leí atentamente; y la verdad dió en el clavo. Tal Cual cada palabra ni más ni menos. Los felicito. ;>Mi Ex pareja es así. Por lo mismo lo dejé. saludos.

  2. Saludos cordiales:
    Le quiero felicitar por su página, ya que posee temas variados y muy útiles.
    Gracias por su gran aportación.

  3. Hey man come play this game zSilencer with me!

Speak Your Mind

*